Te Esperé

Te esperé.
Te esperé como un perro espera a su dueño, como una leona espera a su presa.
Te esperé.
Te esperé y no apareciste.
Llegue puntual, nerviosa pero puntual.
Te esperé.
Nos dijimos que mañana (hoy) nos veríamos.
Pero antes, te di mi mejor energía para que la usaras en tu día.
No contestaste…
Sin embargo me arriesgué y te esperé.
No, no soy idiota (a lo mejor sí) …
Sabía que no llegarías.
Sin embargo me arriesgué y te esperé.
Me marché, sí, con las esperanzas rotas.
¿Círculo vicioso?
Alguien más dejó en retazos mis ilusiones.
Te esperé viendo a cada minuto el reloj.
Te esperé creyendo que aún era temprano para romper en sollozos.
Te esperé, sí, y no apareciste.

Querida yo a los veintialgo de años….

¿Qué has hecho con tu vida?
¿Te olvidaste ya de la promesa?
¿A qué le tienes miedo?
¿Por qué pones excusas y más excusas?
Dime, ¿Qué has hecho?
Aferrate al plan, no lo olvides.
Sigue trabajando, sigue estudiando pero no te olvides del plan.
No prolongues el plan.
Cambia la estrategia pero no el plan.
Lo que haces ahora ¿Te hace feliz?
Tienes clara la respuesta, ¿Qué haces ahí?
¡¿Quién te detiene?!
¡Muévete!
Tú quizá seas diferente al resto, tú no quieres ese éxito que todos buscan.
Tú quieres encontrarte en el mundo.
Tu alma te pide a gritos ser libre.
Una vez bastó para saber que ibas a continuar.
¿Te lo vas a perder?
Elige tu camino, no el que te impone la sociedad.
Haz una riqueza de recuerdos, y sueños cumplidos.
No olvides el plan.
Nadie dijo que fuera fácil.
Porque si fuera fácil cualquiera lo haría.

Una vez más

Es como si te hubiera conocido de toda una vida.
No necesite  tanto tiempo para decirte sí.
Mi corazón se sentía seguro contigo.
La verdad, yo también.
¿Y ahora?
-Una vez más el maldito orgullo.

¿Por qué otro silencio?

¿Por qué sigue siendo extraño?
¿Por qué te extraño?
¿Por qué no es fácil?
¿Por qué no lo sé?
¿Por qué te necesito?
¿Por qué si hago lo correcto?
¿Por qué es raro?
¿Por qué siento tus labios?
¿Por qué siento tus brazos?
¿Por qué veo nuestras fotografías?
¿Por qué mi guitarra llora?
¿Por qué fue efímero?
¿Por qué no insististe?
¿Por qué me dejaste?
¿Por qué fue falso?
¿Por qué te oigo y no estás?
¿Por qué terminó?
¿por qué lo permitiste?
¿Por qué te sigo esperando?
¿Por qué cruzo con temor?
¿Por qué te busco en silencio?
¿Por qué apareciste?
¿Por qué insististe?
¿Por qué te fuiste?
¿Por qué ahora?
¿Por qué no me siento libre?
¿Por qué tantas preguntas?
¿Por qué ahora eres tú?
¿Por qué sigo estando enamorada de ti?
¿Por qué otro silencio?

[ESCRIBIR, PARA NO MORIR] — Memorias de una princesa

Escribir, para dejar constancia de que he vivido. De que he vencido, pero también he fallado. De que, como cualquier ser humano, yo también me angustié. Escribir, para dejar volar los sueños en mi cabeza. Y ayudarles a llegar tan lejos cuanto puedan llegar… Escribir, para aliviar los daños. Para recuperar la sonrisa. Para suspirar, loca […]

a través de [ESCRIBIR, PARA NO MORIR] — Memorias de una princesa

Un nuevo día

¿Estoy lista para decir adiós?
Quiero agradecérselo.
Todo es un aprendizaje y aprendí a vivir sin miedo.
Ahora quiero dejar que el tiempo a su momento me haga volar en otras alas.
Cada letra, cada escrito fue tallado a lo que construimos.
Aquéllo a lo anduve cargando en el pecho.
Hoy quiero agradecérselo y no llorar más.
Sé que lo nuestro fue sólo nuestro. O fue más mío que suyo.
Pero no más llorar.
Hoy quiero que este nuevo son sea para alegrar mis días.
Quiero regalarle mi cariño a este nuevo día.
Compartir mi silla en mis días y reír.
En el interior se reconstruyen pedacitos de mí.
Quiero cantar para que se alivie mi ser.
Y este nuevo día que me alejó de aquélla estación.

(D)escribiendo un poco de ti

¿Por dónde comienzo esta madrugada?
Es exactamente la 1:44 a.m. y yo sigo divagando en recuerdos.
Realmente no quería escribir, pero el pecho me lo pide a gritos.
No conozco otra forma de encontrarme.
Hablaré en singular, en plural, en primera persona, tercera persona…
Hablaré de ti.
Fuiste cobarde y yo sigo llorando.
¿Cómo?
He visto fotografías, leí nuestra última conversación.
Supongo que estarás en alguna parte del mundo viviendo y yo en las mismas.
Mi ser te extraña.
Pareciera que extraña a un fantasma.
Pareciera que nunca exististe.
¿Con cuántos hombres salí?
No eran -tú.-
Recientemente salí con alguien que conocí en una fiesta.
Es estúpido pero la barba de ese hombre me recordó cuando mis mejías rozaban la tuya.
Lloré al fracasar de nuevo intentando conocer a alguien.
¿Por qué no eres tú? ¿Por qué sigues siendo tú?
Leí una historia:
Ella nunca dejó de amarlo, él desapareció de su vida y ella siguió viviendo. Él tenía miedo de buscarla a ella, ya había pasado tiempo y finalmente se dio cuenta que era ella. La encontró y le habló un día. Ella siempre supo en su corazón que era él, pero él siempre cobarde. Le habló de amor de nuevo y ella no dudo de nuevo.
¿Esto esta por terminar? Yo decidí que sí, y vuelves nuevamente a mover mi mundo.
2:03 a.m. Y una alcoba llena de reclamos, sollozos y suspiros.
Puse el televisor un rato, quizá para entretenerme. Lo cierto es que jamás me entretiene y finalmente puse el silenciador.
Corren las imágenes en silencio; escucho piano, hago historias con las imágenes del televisor y todo me parece absurdo.
Hay melodías que hacen que mi corazón palpite con fuerza.
Así como cuando escribías.
Así cuando te veía.
Así cuando te hablaba.
Exactamente así cuando te sentía cerca.
Me enfurece no sentir eso con nadie más.
Corren lágrimas y ya no sé si es nostalgia, si es enojo; pero corren.
¿Sabes..?
Lo intenté.
Fui cruelmente rechazada de tu vida.
¿Sabes..?
Nunca sabrás lo mucho que te llegue amar.

No vuelvo JAMÁS

Esto es nuevo.
El respirar ya sin ti.
En silencio pierdo.
La noción de mí.

Yo te amo con locura desmedida.
Y eso le causa más dolor a mis heridas.

Y te vuelvo a buscar.
Y te vuelvo a encontrar.
Tu desinterés.
Conmigo es tan cruel.

Y te vuelvo a llamar.
Para ver si es verdad.
Que ya tu querer es de otra mujer.

Esto ya lo veía venir,
Tu silencio total me hacía mucho pensar.

No es justo.
No lo quiero aceptar.
Yo te di todo de mí.
Mi calma y mi tempestad.

Y te vuelvo a buscar.
Y te vuelvo a encontrar.
Tu desinterés.
Conmigo es tan cruel.

Y te vuelvo a llamar.
Para ver si es verdad.
Que ya tu querer es de otra mujer.

Yo me voy.
Yo no vuelvo jamás.
Tu felicidad está en otro lugar.

Solo escúchame, que tú.
Tú siempre serás.
Mi otra mejor mitad.
Mi otra mejor mitad.

Yo me voy.
Yo no vuelvo jamás.
Tu felicidad está en otro lugar.

Solo escúchame, que tú.
Tú siempre serás.
Mi otra mejor mitad.
Mi otra mejor mitad, DD.

Carla Morrison.